lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fT5Z

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

10/08/2020 :: Estado español

[Fotos] II Campamento de la Juventud Castellana

x Comunistas de Castilla
Nos quedan duros años de trabajo por delante. Fuerza, determinación y compromiso compañer@s

Tras la celebración del II Campamento de la Juventud Castellana, queremos agradecer el esfuerzo y la participación del resto de colectivos y organizaciones que lo han hecho posible, así como de las personas que han acudido y han podido entender la necesidad de crear un nuevo proyecto para el pueblo castellano. También haber podido participar con la charla «Del movimiento antiseñorial a la nación socialista castellana» donde se relaciona la historia de Castilla y el movimiento comunero con el nacionalismo revolucionario y la vía socialista y feminista para Castilla. ¡Frente al capital y el Estado español, la juventud castellana se organiza! ¡Contra el poder de las multinacionales y por la defensa de nuestro mundo rural y nuestros recursos, la juventud castellana responde! ¡Por la defensa de nuestra cultura e identidad como nación, la juventud castellana lucha! ¡Por un futuro digno para la clase obrera castellana! ¡Viva Castilla libre y socialista!

Crónica y conclusiones II Campamento de la Juventud Castellana

A pesar de las amenazas represivas, finalmente el Campamento de la Juventud Castellana se celebró entre el 20 y 26 de abril en un lugar alternativo a Fraguas.

Más de medio centenar de personas pasamos por allí a lo largo de la semana, creando un espacio de encuentro, donde tejer redes entre militantes de diferentes comarcas castellanas: desde los barrios de Madrid al Señorio de Molina, la serranía de Guadalajara, Logroño, Soria, Tierra de Campos, Tierra de Segovia, la serranía de Cuenca, la Alcarria o el Alfoz de Burgos .

Encuentro de militantes de diferentes tendencias, militantes de organizaciones o no, pero con voluntad de construir algo común, de aprender y generar respuestas y estrategia. Allí se dieron debates y formaciones muy intensos que nos han sorprendido gratamente por su potencia y proyección a futuro.

En él se dio espacio para el trabajo comunal, buscando fortalecer las infraestucturas bajo poder obrero existentes. Durante todo el campamento, y gracias a una división del trabajo eficaz, se consiguió garantizar la infraestructura del campamento, así como la alimentación.

En la parte de formación creemos que hemos de estar orgullos@s de haber conseguido profundizar y tomarnos con la seriedad que requiere la formación política. En el Campamento tuvimos diferentes formaciones, de ellas especialmente destacables por ser las de mayor carga teórica fueron la formación sobre la Crítica de la Economía Política impartida por Miguel León, en la que pudimos acercarnos a las categorías clave del primer libro del Capital de K. Marx, formación que lejos quedarse en abstracciones teóricas nos ayudo a poder realizar debates estratégicos para resolver la pregunta del “¿Qué hacer?” en Castilla. Así mismo a cargo del Grupo de Estudios Castellanos Abrigaño tuvimos un acercamiento a las diferentes escuelas de pensamiento descolonial, dotándonos de herramientas prácticas que nos permitan pensarnos y construirnos como territorio.

Después tuvimos diferentes charlas en torno a la cuestión nacional como “De la revuelta de las comunidades a la nación socialista castellana” de Comunistas de Castilla o “Castilla, nación oprimida” de I. Ibarrondo. También se dieron debates sobre los plantemientos ecologistas anticapitalistas o el comunal en Castilla

El viernes fue el día de llevar el terreno de lo teórico a lo práctico al cartografiar la militancia juvenil en Castilla a través de sus luchas: la lucha estudiantil a través del CEI y la FEL, las conclusiones del Encuentro de Mujeres Comuneras María Cascaja, las experiencias de las redes de Solidaridad de Clase o la lucha juvenil en el rural gracias a El Bardal.

No olvidamos el ocio y el arte, imprescindibles para construirnos a nosotras mismas, con talleres como “Mueve tu gatx” en el que comprendimos la importancia de mirar hacia dentro para construir hacia afuera, talleres de Boxeo, rutas a la montaña, juegos populares castellanos, gincanas y canciones como el ‘Canto de esperanza’ que entonábamos antes de dormir.

Durante el fin de semana tuvieron lugar los debates entre nosotr@s, debates que no buscaron quedarse en lo abstracto sino que buscamos extraer de ellos unas conclusiones políticas que queremos dejar aquí reflejadas:

¿Qué entendemos por ideal comunero?

Por ideal comunero entendemos recuperar el modelo comunal castellano en clave marxista. Entendemos el marxismo como herramienta para recuperar y elaborar las estructuras comuneras castellanas. Asimismo, nos dotamos de la lucha de clases como motor de la historia para elaborar un hilo histórico de la lucha comunera.

¿Cómo son sus bases?

Las bases del ideal comunero residen en la recuperación de nuestras instituciones propias y nuestras estructuras de gestión comunal. Estas son a nivel ejecutivo, un sistema de toma de decisiones de lo local a lo nacional que empieza en el Concejo, pasa por la mancomunidad y deriva en la comarca. Mediante esto se plantea una gestión de los recursos que salga de la esfera de producción y circulación del valor y los ponga al interés general. De tal manera, planteamos las bases del ideal comunero como el proceso de liberación nacional, de clase y de género y de nuevas relaciones con el medio natural que no exploten al mismo (lo comunal y lo ecológico van de la mano). Para la implantación de estas estructuras se hace necesaria la repoblación del territorio rural.

¿Potencias y limitaciones?

La mayoría de limitaciones son a la vez potencias. Uno de los mayores problemas a los que nos enfrentamos es el españolismo y la extrema pérdida de conciencia nacional. Así, nuestra identidad nacional también se ve negada por pueblos vecinos del estado español en procesos de liberación parecidos. Por otra parte, tanto el desconocimiento de la tierra y el cultivo comunal y la despoblación de ésta, nos hacen difícil la construcción de una Castilla rural comunal. Sin embargo, esto también se torna una ventaja ya que nos ofrece un marco amplio sobre el que construir nuevas formas de vida. Además, también contamos con los conocimientos rurales de generaciones anteriores y con la experiencia que nos da la existencia histórica (y actual) de estructuras comunales. Esto también se refleja en la creación de una propuesta revolucionaria, la cuál al partir de 0 no se ve condicionada por generaciones anteriores. Aún así, esto también supone un déficit de infraestructuras militantes propias.

Otra cuestión de doble filo es la de tener a Madrid en nuestro territorio. Madrid es la capital del Estado español. Esto supone una mayor dificultad de derrocar a éste, pero también un punto estratégico al que atacar. Esto también atañe la cuestión de la despoblación, que supone que la mitad de nuestra población se concentra en Madrid. Sin embargo, esto también hace posible la aglutinación de la juventud que puede ser útil para crear movimiento estudiantil.

Estrategia revolucionaria:

Nuestro objetivo finalista es la consecución de una sociedad sin clases ni opresiones de ningún tipo, opresiones concretas que deberán de ser estudiadas para delimitar su función dentro del funcionamiento del capital.

Ahora mismo vemos que nos encontramos en una derrota como clase que es también una derrota ideológica, como territorio y como identidad. Derrota ideológica que vemos en la incapacidad para crear una línea histórica para hablar de nuestro pueblo así como para tener una base teórica de entendimiento del capitalismo que nos permita tanto analizar el mundo como comunicarnos entre nosotr@s. Aun así vemos que esta derrota histórica también nos da la potencialidad de creación de unidad y un proyecto común.

A medio plazo, en consonancia con nuestro ideal vemos que hay diferentes líneas estratégicas generales. Y que, mientras que por un lado hay una clara línea reformista que tiene como su apuesta principal reforzar al Estado Burgués y a las clases medias (mayor gasto público, reforma del aparato estatal para hacerlo en apariencia más democrático….); nuestravíaestratégica,lavíarevolucionariacomuneratiene como objetivo inmediato conseguir una independencia de clase para el proletariado que le permita defender sus intereses completamente ajenos a los del reformismo.

Como objetivos inmediatos vemos que esta independencia de clase requiere de la creación de paraguas de encuentro entre todos los sectores revolucionarios y que impliquen a la mayoría de quienes se organizan bajo estos parámetros en nuestros pueblos y ciudades. Este Campamento o el encuentro de Mujeres Comuneras pueden ser un inicio. Por ello vamos a intentar seguir reforzando estos espacios de debate. Así como los espacios de debate y formación a distancia bajo nuestra propia gestión como elcorro.org.

También es importante seguir organizando y reforzando las estructuras bajo control obrero/comunero que puedan ser simiente de esa organización independiente del proletariado, las redes de solidaridad de clase, los campamentos de formación militante como éste, espacios de encuentro, trabajo y formación política en el rural o los sindicatos de vivienda. Así como seguir luchando por las libertades políticas para permitirnos unas condiciones de militancia mínimas.

Es importante aclarar que cuando hablamos de estructuras bajo control obrero/comunero no hablamos de crear sobre la nada, sino mirando hacia nuestro territorio concreto para ver qué estructuras, por ejemplo, comunales o concejiles puede haber. Es para nosotr@s imprescindible contextualizar la revolución en Castilla, con nuestras propias formas de acción históricas. Cuando nos hayamos podido ver y organizar como castellan@s podremos tejer alianzas estratégicas con el proletariado consciente de otros pueblos.

Así mismo vemos necesaria la creación de difusión tanto de nuestras actividades como de las líneas que veamos mas importantes.

A medio-corto plazo también se ve la necesidad de pensar una forma organizativa común para toda la juventud castellana.

Militancia juvenil

Antes de entrar al debate vemos necesario definir el término. Y aunque la palabra militancia necesita de un debate terminológico más concreto sí que podemos entender el concepto de una manera común.

Entendemos la militancia como la lucha por un proyecto histórico de liberación, que se puede manifestar como parte de organizaciones o colectivos diversos con una misma línea estrategia. Haciéndolo desde el compromiso con el proyecto, entregando nuestro tiempo y fuerza de trabajo. Así mismo la entendemos como una actitud frente a la vida buscando responder a la totalidad de los aspectos de nuestra vida.

Diferenciamos con otros conceptos como los patriotas/simpatizantes que son quienes apoyan el proyecto desde otro nivel pero que pueden entrar a la militancia. Así como el de activismo que lo interpretamos como el realizar acciones concretas inconexas y sin búsqueda de un proyecto estratégico.

Entendemos la juventud como un proceso de la vida afectado por diferentes problemáticas capitalistas. Por ello vemos necesaria la existencia de organizaciones juveniles junto a estrategias intergeneracionales interpretando cada momento.

Desde ahí vemos que la militancia juvenil debe de ser un proceso de formación y aportación al proyecto debido a las inquietudes y la edad en la que nos encontramos. Edad marcada por problemáticas como la precariedad, las adicciones o la falta de acceso a la vivienda. Lo que se enmarca dentro de un proceso general de proletarización de la juventud y descomposición de las clases medias que nos hace tomar una posición concreta.

Así mismo vemos que hay dos tipos de militancia: la reformista que busca reformar el viejo mundo para hacerlo mas agradable a nuestros ojos, pese a que no se vea la explotación que hay detrás y, por otro lado, la revolucionaria, el camino hacia una sociedad sin clases y sin opresión en la que destruiremos las cadenas de l@s explotad@s, que es por la que nosotr@s apostamos.

Como carencias y potencialidades vemos que no hay juventud por la despoblación especialmente juvenil, así como la falta de conciencia y la falta de arraigo.

También vemos que, aunque históricamente se haya intentado, hay una falta de puntos de encuentro entre jóvenes como Centro Sociales Ocupados Juveniles y que vemos importante generar como herramientas, así como proyectos que nos permitan poder quedarnos en el rural.

También vemos que Castilla es muy ancha territorialmente, lo que dificulta la movilidad, aunque la tecnología puede ayudarnos.

Hay una falta de entrada en la militancia desde edades tempranas debida a la falta de cultura militante, formación y de una identidad que nos han negado, así como por la subordinación del interés colectivo al individual. Identidad que debemos de fomentar en los diferentes espacios donde se junta la juventud, preparándonos y formándonos para poder incidir en ellos

Aunque no partimos de la nada, sino que hay una base de movimientos previos. Sin embargo vemos que existe una atomización en muchas pequeñas organizaciones minoritarias muy rotas entre ellas y sin capacidad de acción real, arrastrando conflictos de generaciones anteriores que tienen raíces más personales que políticas.

Aunque indudablemente partimos de una derrota, podemos vislumbrar parte de esperanza y gran parte de dicha esperanza la encontramos en una juventud cada vez más formada y crítica, hij@s de la época histórica que nos ha tocado vivir en la que el capitalismo ya no nos ofrece las vidas cómodas de nuestros padres y madres, sino que la proletarización de la juventud nos ha hecho también tomar una consciencia de clase y una necesidad de dar respuesta a las problemáticas que vivimos, que se irán agudizando en los próximos años. Para nosotros militar será la única opción. Y tendremos que hacerlo optimizando nuestras fuerzas, demostrando que una sociedad comunera no es solo una propuesta utópica, sino la mejor de las opciones y la más efectiva, creando una alternativa propositiva y atractiva, con un carácter liberador de todas las modalidades de opresión.

Nos quedan duros años de trabajo por delante. Fuerza, determinación y compromiso compañer@s.

Los siguientes pasos que daremos tendrán varias vertientes:

Por un lado garantizar desde quienes participamos en este Campamento además de la organización del campamento del año que viene, la realización de encuentros entre jóvenes castellan@s a lo largo del año en los que poder profundizar los debates y formaciones teóricas y prácticas. Cambiando el nombre de las redes para hacerlo mas amplio a “Encuentro de la Juventud Castellana” y generando una estructura organizativa propia para poder llevarlo a cabo.Por otro la participación en el Seminario de Pensamiento Descolonial y Estudios Castellanos como siguiente punto de encuentro.Se buscará difundir las ideas extraídas en el Campamento y nuestra visión política dentro y fuera de entornos militantes.Se realizará una investigación militante territorial, económica y artística para poder profundizar en nuestro ideal y definición de las problemáticas.Se buscará fortalecer el Corro (elcorro.org) como medio bajo nuestro propio control, proponiéndose la posibilidad de su edición en papel, sale un grupo de trabajo para ello.

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fT5Z

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal