lahaine.org

compartir

                    

Dirección corta: https://lahaine.org/gB71

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

17/08/2022 :: Estado español, Mundo

Sánchez no logra el respaldo de la Unión Europea en la crisis con Argelia

x Lehbib Abdelhay
Albares ahora defiende la vía diplomática con Argelia. Sánchez fracasó en su intento de implicar a la UE en la crisis entre España y Argelia por la traición a los saharauis

Una delegación española de alto nivel visitó en secreto Argel el pasado viernes, y el motivo de la visita no anunciada puede ser el inicio de la reconciliación entre ambos países, sobre todo porque Madrid no quiere dejar pasar la oportunidad de conseguir mayores cantidades de gas para el proyecto de un gasoducto desde España para suministrar gas a Francia y luego a Alemania con el fin de reducir la dependencia del gas ruso.

Las relaciones entre Madrid y Argel atraviesan una ruptura casi total después de que Argelia retirara a su embajador en Madrid, suspendiera el acuerdo de amistad y bloqueara el intercambio comercial, a excepción de las exportaciones de gas. Argel tomó esta decisión en respuesta al giro de Sánchez a favor de la dictadura de Marruecos en el conflicto del Sáhara Occidental, al apoyar la propuesta de "autonomía" presentada por Rabat como única solución al conflicto en la antigua colonia española.

El deshielo en las relaciones entre Argelia y España es cuestión de tiempo, en la medida en que todo indica que el presidente del Gobierno español, debilitado y aislado, incluso en su propio campo, busca una salida al diferendo que suscitó con Argelia en tal una manera de no parecer que se está juzgando a sí mismo. Pero los dados están echados y su salida parece ser la única forma de restaurar el Tratado de Amistad roto unilateralmente por una Argelia cada vez menos proclive a hacer la vista gorda ante cualquier provocación o medida hostil contra sus intereses estratégicos y seguridad regional.

Las autoridades españolas, según fuentes del Ministerio de Exterior español, están luchando a contrarreloj por hablar con sus homólogos argelinos intentando una diplomacia paralela y entre bastidores [pero sin resignar el apoyo a la dictadura marroquí]. Una actitud que demuestra la delicada situación en la que se han puesto Pedro Sánchez y su ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, desde su desliz que les valió un rechazo votado por la mayoría de los diputados del Congreso español.

En este contexto, un misterioso vuelo oficial de un Falcon del Gobierno de Sánchez voló el viernes con destino a Argel en mitad de la crisis diplomática desatada. Un avión tipo DASSAULT Falcon 900 T.18-3 ha despegado un poco después de las 11:00H de este viernes desde la base aérea de Torrejón de Ardoz hasta la base área Boufarik en Bilda (Argel). La elección del aeropuerto militar argelino Boufarik es para mantener en secreto la visita. El aparato es un Falcon que utilizan los ministros y el rey Felipe VI en sus viajes oficiales, y es el mismo aparato que utilizó el rey a principios de esta semana durante su tristemente célebre viaje a Colombia para asistir a la toma de posesión del nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, cuando despreció a la espada de Bolivar.

Ante esta noticia, varios parlamentarios preguntaron al ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, exigiendo aclaraciones sobre el tipo de delegación que viajaba en el avión y las tareas que tenía asignadas. El Gobierno de Sánchez se mantiene en silencio hasta el momento, y no ha confirmado ni desmentido la noticia.

El 8 de junio, Argelia suspendió de «inmediato» el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación inscrito el 8 de octubre de 2002 con España. La decisión de Argel llegó un poco después de que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, justificaba en el Congreso su injustificable giro en el Sáhara Occidental. «Las autoridades españolas han llevado a cabo una campaña para justificar la posición que han adoptado sobre el Sáhara Occidental en violación de sus obligaciones legales, morales y políticas como potencia administradora del territorio que pesan sobre el Reino de España hasta que la descolonización del Sáhara Occidental sea declarada como cumplida por las Naciones Unidas», subrayó entonces un comunicado difundido por la agencia argelina de prensa APS.

Parece que España quiere reconciliarse con Argelia después de que la crisis haya llegado a un nivel muy grave. Pero hay varios factores detrás de la decisión de Sánchez; el más destacado de los cuales es el continuo bloqueo comercial ordenado por Argelia, al prohibir las importaciones y exportaciones con España y mantener solo las exportaciones de gas al mercado español [y a un nivel reducido].

España no logra el respaldo de la Unión Europea en la crisis con Argelia

Sánchez no ha logrado el respaldo de la Unión Europea en la crisis con Argelia. Es más, algunos países europeos, encabezados por Italia, Alemania y Francia, aprovecharon la actual crisis diplomática entre Argel y Madrid y el vacío creado para fortalecer su relaciones comerciales con Argelia. La clase política y mediática española criticó duramente «este comportamiento poco responsable» de algunos países europeos señalando sobre todo a Francia e Italia, especialmente después de que Madrid no consiguió aprobar una resolución europea que condena la decisión de Argel de bloquear el comercio con España. El último e importante factor sigue siendo el deseo de Berlín de construir un gasoducto desde España a través de Francia hasta llegar Alemania, y el gas argelino es clave en este megaproyecto gasístico.

El pasado jueves, el canciller alemán, Olaf Scholz, señaló la necesidad de la solidaridad europea ante la crisis del gas, y abogó por la construcción del gasoducto. Lo único que le falta a este proyecto es el enlace entre Francia y España, que es el gasoducto Medcat. Este proyecto se basa en el envío a España de gas licuado a través de buques metaneros, y exportándolo por tubo al resto de Europa, dado que España es el mayor importador de gas natural licuado (GNL) de la Unión y cuenta con la mayor red de regasificadoras de Europa. A esto se suman los gasoductos entre España y Argelia.

Hay pequeños gasoductos entre España y Francia, pero apenas transportan 8.000 millones de metros cúbicos anuales, mientras que el nuevo gasoducto ruso Nord Stream 2 transporta por sí solo 55.000 millones de metros cúbicos anuales.

La grave crisis actual con Argelia está lastrando la ambición de Madrid de convertirse en un elemento activo de la estrategia energética europea para reducir la dependencia del gas ruso. Argelia había reducido las cantidades de gas a España y seguía exportando únicamente las cantidades estipuladas en el acuerdo bilateral. En este sentido, España busca la reconciliación con Argelia, y en este contexto llega el viaje secreto de una delegación española de alto nivel a Argelia el pasado viernes. Sin embargo, Argelia anunció de antemano que toda reconciliación con Madrid pasa por revisar su posición sobre el Sáhara Occidental.

‘El conflicto del Sahara Occidental’, empezó en 1976 cuando España abandonó sus responsabilidades, como potencia administradora (léase colonial), de organizar un referéndum de autodeterminación para su pueblo y abandonó el territorio entregándolo a la dictadura de Marruecos y al régimen de Mauritania de aquel entonces. Dieciseis años de lucha del Frente Polisario con Rabat le obligaron a aceptarlo y las Naciones Unidas crear la MINURSO (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental).

El pueblo saharaui ha conseguido con sus sacrificios parar el expansionismo marroquí en la región y crear un equilibrio que España ha cuidado siempre adoptando una postura de neutralidad en el conflicto. Pero Sánchez ha cometido ese ‘grave error con el Sahara Occidental’ rompiendo el equilibrio, creando el problema que vivimos y abriendo la región a lo imprevisible.

Argelia exige a España “aclaraciones previas y francas”

Argelia espera «aclaraciones francas» de España «para reconstruir una confianza gravemente dañada», por su giro sobre el Sáhara al apoyar la propuesta marroquí de 'autonomía'. «El regreso del embajador de Argelia a Madrid será decidido soberanamente por las autoridades argelinas en el marco de aclaraciones previas y francas para reconstruir una confianza gravemente dañada», ha señalado entonces Exteriores de Argelia.

El 19 de marzo, Argelia retiró a su embajador en Madrid, que hasta el momento no ha regresado, y ha apuntado en su momento que quienes «ingenuamente especulan con un enfado temporal de Argelia, no están en sintonía con la realidad».

Sánchez anunció oficialmente que el plan de Marruecos de 2007 para una autonomía del Sáhara Occidental es «la base más seria, realista y creíble» para la «resolución» del conflicto. Sánchez también reafirmó en Rabat, en su encuentro del pasado 7 de abril con el dictador Mohamed VI, el respaldo de España a este plan de autonomía que ha suscitado el distanciamiento de Argelia.

No te olvides del Sáhara Occidental

compartir

                    

Dirección corta: https://lahaine.org/gB71

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License ::

Principal