lahaine.org

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/fH8t

Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf
  tamaño texto
Enviar por e-mail  enviar        Versión para imprimir  imprimir

traductor

03/08/2017 :: Estado español, Venezuela, Madrid

Venezuela: con la Constituyente y el pueblo movilizado, rumbo a la victoria

x Red Roja
Red Roja se suma a Bolivia, Ecuador, Nicaragua y a todos los países que se han mostrado solidarios con Maduro

Venezuela: con la Constituyente y el pueblo movilizado, rumbo a la victoria

 

Desde Red Roja expresamos nuestra gran satisfacción y felicitamos al bravo pueblo de Venezuela por la jornada vivida el domingo en apoyo a una Constituyente que, siguiendo la consigna de Chávez de perfeccionar la Constitución, aspira a blindar las medidas de protección social adoptadas por el proceso bolivariano.

 Aún valoramos más el éxito de lo acontecido este domingo por el contexto en que se ha producido: en medio de una brutal guerra facciosa desatada por la oligarquía alentada por las fuerzas más reaccionarias e imperiales a nivel internacional.

Ciertamente, nada de lo sucedido en Venezuela en los últimos tiempos nos coge de sorpresa, pues siempre hemos mantenido que no hay ningún proceso revolucionario o meramente progresista al que no se le termine aplicando la misma terapia de choque, como nos mostró sobradamente el siglo XX.

 Apoyamos a la Venezuela bolivariana sin medias tintas. Somos conscientes de que en cualquiera de los países que presumen de democráticos, como el nuestro, muchos de los “opositores” estarían ilegalizados por la ley de partidos y no podrían ni elegir ni ser elegidos, lo que hace aún más cínicas sus aspavientos mediáticos.

 Nos alegra enormemente que las burdas campañas de los Trump y otros papagayos circenses del imperialismo hayan recibido tamaña bofetada. El proceso revolucionario está haciendo frente a una guerra de clases internacional que se le ha impuesto. Y aunque, como dijo Mao, el imperialismo tiene mucho de tigre de papel, precisamente por su debilidad se muestra más peligroso, lo que le hace guardar menos las formas: no hay más que ver los histéricos y odiosos editoriales de El País.

 Pero no basta con mostrar solidaridad. Como decimos, Venezuela sufre una agresión internacional. Llamamos a nuestra militancia y a los simpatizantes a ocupar el puesto en la resistencia que nos toca, y más en este país, que juega un papel de primer orden tanto por su presión diplomática y económica, como por la intoxicación mediática extrema que en él se practica. En ese sentido, denunciamos la responsabilidad de los sucesivos gobiernos españoles, supeditados sin excepción a los mandatos del imperialismo, puntas de lanza de las agresiones de la UE contra Venezuela, y destacamos particularmente el ridículo papel jugado por Felipe González, el esbirro número uno de las multinacionales españolas y sus indecentes intereses.

 Así pues, Red Roja se suma a Bolivia, Ecuador, Nicaragua y a todos los países que se han mostrado solidarios con Maduro. Desde nuestro puesto en la retaguardia del imperialismo, apoyaremos la realización de actos, concentraciones o manifestaciones en el Estado español, en la estela de las ya desarrolladas y como la que tendrá lugar este mismo jueves 3 de agosto en Madrid.

 En el 50 aniversario del asesinato del Che, recordamos que no hay que darle al imperialismo “ni un tantito así”: nuestra organización defiende que deben quedar fuera de una verdadera democracia popular todos esas partidas oligarcas que, como en Venezuela, están fabricando una “contra” similar a las de otros países, incluyendo la compra del “lumpen” y la provocación directa. Por desgracia para esa criminal gentuza, en Venezuela hay un pueblo movilizado y armado. Y un ejército dispuesto a hacer frente a las bravuconadas de los Leopoldos y los yanquis. La Constituyente es una oportunidad para avanzar rumbo al socialismo, profundizando y consolidando el control popular sobre los recursos y la propiedad en Venezuela, y su defensa por todos los medios posibles. Bien conocen en el continente la consigna de Lenin: un fusil en el hombro de cada obrero es la única garantía de democracia.

 Con un pueblo movilizado, y puesto que el águila imperial ya no es tan fuerte en Latinoamérica como en los años 70 y 80, fracasarán en su pretensión de convertir a Venezuela en una nueva Libia o una nueva Siria. Pero los imperialistas no caerán si no se les derriba. Si no los derribamos.

 Venceremos. Venezuela vencerá.

 

compartir

                        

Dirección corta: https://lahaine.org/fH8t

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal