lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fO71

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

01/09/2019 :: Estado español

Vox, el origen de sus miembros y su exaltamiento del franquismo

x Bitácora (M-L)
La última extravagancia de estos «no fascistas», ha sido pedir renombrar a un colegio público como Francisco Franco


«Posteriormente con «el abandono» de los principales ideales del «movimiento» –franquista–, con esta adaptación, hubo muchos cruces de acusaciones entre antiguos «camaradas». Con los años se dio multitud de agrupaciones de «derecha»: entre abiertos y orgullos franquistas versus viejos franquistas ahora camuflados como «demócratas», surgiendo un problema sobre la militancia que se arrastra y los principios que se dicen defender: por ejemplo tanto el PP como agrupaciones nuevas, como Ciudadanos (C's), se ha presentado como «liberales comprometidos con la democracia [burguesa]» pero se han negado a condenar el franquismo y sus crímenes en multitud de ocasiones en el parlamento, porque saben que en mayor o menor medida arrastran a los nostálgicos del franquismo en sus filas o votos, sobre todo en el caso del PP. 

En cambio los partidos que más trataban de conservar dichos ideales y no quisieron adaptarse y girar aunque sea un poco hacia al liberalismo político se fueron extinguiendo –como Fuerza Nacional–, con lo que se dio pie a otras agrupaciones fascistas o filofascistas como Democracia Nacional (DN), España 2000, y hace poco Hogar Social Madrid (HSM), sin resolver el problema que arrastraban estas organizaciones: el dilema entre reconocer su simpatías o adhesión abierta al franquismo y el problema de tener que ocultarlo en la medida de lo posible, sobre todo de cara a la opinión pública, ya que saben que el franquismo actualmente no es bien aceptado en la mayoría de la población tras 40 años de experiencia, pese a su evidente añoranza entre algunos. Asimismo HSM en su nombre fundacional se denominaba Fundación Ramiro Ledesma (FRL), en honor al famoso dirigente fascista de los años 30, aunque tanto con su antigua denominación como en la actual se niegan a reconocer ante los medios que son fascistas, pese a que es conocida su simbología y distribución de material fascista. No es casualidad que como apuntan los medios el ascenso de Vox haya sido el ocaso de HSM.

Vox pues ha hecho de catalizador organizativo de mucha gente proveniente de estas citadas agrupaciones; de hecho, muchos de sus dirigentes también comparten esta procedencia:

«Vox ha hecho público un comunicado en el que anuncia la «renuncia» del número 7 de su lista por Alcalá de Henares, Jorge Bonito Vera, a presentarse por esta formación de ultraderecha tras conocerse que en el pasado había participado en aquelarres nazis de la Hermandad Aria. La noticia, que pueden leer a continuación, fue desvelada por Antonio Maestre en La Marea. (...) Como otros miembros de Vox, Bonito Vera tiene un pasado militante que intenta ocultar: a finales de los años 90 perteneció a una oscura y secreta organización hitleriana. El ahora número siete de la formación liderada por Santiago Abascal en la localidad complutense fue miembro activo de la organización nazi Hermandad Aria, que surgió recogiendo a varios miembros que habían pertenecido al Círculo Español de Amigos de Europa, CEDADE, tras su disolución en 1995. Un grupo nazi al que también perteneció como alto dirigente el miembro de Vox Parla José María Ruiz Puerta». (Antonio Maestre; Jorge Bonito, de aquelarres nazis en Hermandad Aria al número 7 en las listas de Vox en Alcalá de Henares, 6 de mayo de 2019)

En otra noticia se pude ver que esto no acaba aquí:

«El número uno de Vox en Benidorm, proclamado como tal hace apenas unas horas, se presentó en dos ocasiones como candidato en el Congreso y las Corts Valencianes por el partido neonazi Democracia Nacional». (El diario.es; El nuevo número 1 de Vox en Benidorm estuvo en las listas del partido neonazi Democracia Nacional, 30 de abril de 2019)

De los elementos que entran al congreso, destacamos algunos de ellos, de marcado carácter fascista:

«5) Ignacio Garriga Vaz de Concicao. Odontólogo. Es portavoz del Comité Ejecutivo Nacional del partido. Desde hace varios años escribe tuits el 18 de julio, aniversario del golpe de Estado. En 2018 reprodujo un extracto de la proclama del alzamiento franquista, el cual, según él, está «muy vigente». En 2016, difundió otro en el que «agradecía» a sus abuelos que «en un día como hoy se lanzaran a defender nuestros principios». (...) 6) Agustín Rosety Fernández de Castro. Es uno de los militares retirados que suscribió en agosto un manifiesto que enaltecía al dictador Francisco Franco. Rosety, general de Brigada de Infantería de la Marina, colabora con el obispo de la ciudad, Rafael Zornoza, como delegado episcopal de Fundaciones de la diócesis gaditana. (...) 7) Ricardo Chamorro Delmo. Abogado y delegado en esta provincia de la Fundación Denaes. Ya fue candidato a las elecciones europeas en 1999 por Democracia Nacional y un año más tarde por Plataforma 2000 en las elecciones generales. En 2003 concurrió en la lista municipal de Alsasua –Navarra– por UPN como suplente. (...) 10) Magdalena Margarita Contestí Rosselló. Licenciada en Derecho. Es la vicepresidenta de Relaciones Institucionales de la delegación provincial. También es vicepresidenta de Actúa Baleares, un colectivo que proviene de la asociación de extrema derecha Fundación Círculo Balear (FNCB). En 2018 esta organización y Vox anunciaron una coalición electoral». (El diario.es; Quiénes son los 24 diputados de Vox en el Congreso, 28 de abril de 2019)

El candidato para las europeas es un conocido falangista:

«El Parlamento Europeo tendrá por vez primera un diputado falangista. Vox, la nueva fuerza política que ha irrumpido en el panorama español siguiendo el modelo de la pujante extrema derecha europea, presenta como cabeza de lista a un admirador de José Antonio Primo de Rivera. (...) Este abogado del Estado, número uno de su promoción, nacido en Barcelona en 1975, no es nuevo en política. En 1995 ya se presentó a las elecciones europeas por Falange Española de las JONS y en las generales de 1996 fue candidato de Falange Auténtica por Barcelona. Su admiración por el líder del partido que importó a España las ideas de Mussolini en los años treinta del siglo pasado la ha dejado patente en numerosos escritos. En septiembre de 2012 Buxadé calificaba a José Antonio y a Ernesto Giménez Caballero, uno de los ideólogos del fascismo en España, como «dos almas superiores». En ese mismo artículo, publicado en su blog Lo antiguo es lo nuevo, abominaba de la Constitución democrática española: «Eso es lo que nos ha dejado, ya lo podemos decir, la Constitución de 1978: un pueblo desmantelado». (El País; Jorge Buxadé Villalba: un falangista en el Parlamento Europeo, 10 de mayo de 2019)

Hace poco Javier Ortega Smith para frenar la avalancha de acusaciones contra VOX sobre su carácter fascista, declaró que todo aquel que tuviese un pasado totalitario sería expulsado:

«Madrid, 14 may (EFE).- El secretario general de Vox y candidato a la Alcaldía de Madrid, Javier Ortega Smith, ha garantizado este martes que su partido apartará de sus candidaturas a todas las personas que tengan antecedentes penales o un pasado totalitario». (La Vanguardia; Smith: Vox apartará de sus candidaturas a personas con un pasado totalitario, 14 de mayo de 2019)

Curiosamente días después el periodista Antonio Maestre destapó el propio pasado y presente falangista de Ortega Smith:

«No podemos olvidar el pasado de la Falange, no podemos olvidarnos de aquellos momentos de elaboración de nuestra doctrina, momentos en los que nuestros mejores José Antonio, Onesimo, Ramiro, Julio, crearon la doctrina más joven y grande de Europa». (Javier Ortega Smith; No olvidar, 1986)

¿Se va a autoexpulsar Ortega Smith después de esta revelación? Estamos seguros de que no, ya que debería purgarse a casi la totalidad del partido, pues Vox es un nido de nostálgicos del franquismo y de la camisa azul falangista. Y como sabemos, en los partidos fascistas, al igual que en los revisionistas, solo salen por la puerta de atrás no los elementos más hooligans, no los que dan peor imagen al partido, sino solamente aquellos que no sirven a la cúpula, aquellos que se oponen al mandato del líder.

Ante las excusas de miembros y simpatizantes de VOX que alegaban que este escrito de Ortega Smith de 1986 era «cosa del pasado», se destapó un vídeo reciente de una cena de Ortega Smith y reconocidos miembros fascistas, entre ellos Jaime Alonso el expresidente de la Fundación Francisco Franco, fundación que ahora casualmente dirige el primo de Ortega Smith: Juan Chicharro. En dicha cena el jefe de Vox Ortegta Smith ensalzaría al fascismo exactamente lo mismo que hizo en 1986, ¡incluso con más vehemencia!:

«Noviembre de 2018. En una cena en un restaurante de la zona norte de Madrid capital se reunieron simpatizantes y posibles donantes de Vox para conocer el proyecto de mano del secretario general del partido, es decir, Ortega Smith. Se produce entre el multitudinario acto celebrado en el Palacio de Vistalegre y las elecciones en Andalucía, que supondrían la entrada triunfal de Vox en el Parlamento autonómico. En la mesa presidencial del restaurante, estaban el actual diputado y número 2 de la formación junto a Jaime Alonso, exvicepresidente de la Fundación Nacional Francisco Franco, y el general Chicharro, actual presidente de la fundación en honor al dictador.

Al término de la cena, una mujer se acercó a Javier Ortega Smith y le entregó un ramo de flores rojas y las obras completas de José Antonio Primo de Rivera. Después, Ortega Smith enunció el siguiente discurso de agradecimiento, recogido en un vídeo de más de 10 minutos, al que ha tenido acceso La Marea en exclusiva: «Yo os agradezco este gesto, que lo recojo, pues la verdad, en nombre de todos los que formamos este proyecto político de Vox. Yo os lo confieso, que José Antonio Primo de Rivera para mí es uno de los grandes hombres de la historia, un magnífico abogado, un magnífico patriota, un gran ideólogo político y que en su tiempo supo dar respuesta a las necesidades que se le requerían en aquel momento, que se enfrentó, como nos estamos enfrentando todos, a los enemigos de la patria. Los enemigos de la patria van cambiando de nombre y de formas, pero siempre son los mismos, los que vienen amenazando nuestra unidad y nuestra libertad».

En el vídeo, además, el actual candidato a la alcaldía de Madrid hace una extrapolación de los tiempos de José Antonio Primo de Rivera en su lucha con los enemigos de España a la actualidad:

«Es verdad que decía José Antonio que «bienvenidos los tiempos difíciles, porque serán la depuración de los cobardes [sic]». Y hoy en día esas palabras se pueden llevar a su máxima expresión. Hoy, donde la cobardía impera en todas las instituciones, donde la traición a España está institucionalizada, y donde las palabras honor, lealtad, servicio… es casi os diría que una excepción, es cuando hay que demostrar de verdad que se es español, que se ama España, que se ama la libertad, que estás dispuesto a luchar por tus amigos, por tu familia, por la prosperidad económica de todos los españoles. Y por tanto bienvenidos esos tiempos difíciles que nos han dado la oportunidad a algunos de poder rememorar otras épocas de nuestra historia donde otros tuvieron que dar un paso al frente para que hoy pudiéramos todavía disfrutar de esta gran nación».

Antonio Maestre; Las entusiastas loas de Javier Ortega Smith a Primo de Rivera el pasado noviembre, 2019)

Por supuesto podríamos discutir sobre el carácter ecléctico de Ortega Smith, que equipara ideológicamente y reivindica sin diferencias desde Franco, José Antonio Primo de Rivera o Ramiro Ledesma, figuras con hondas diferencias entre ellos y sus seguidores, pero más allá de la ignorancia de Smith lo que demuestra es que es un retrógrado que se agarra a cualquier figura reaccionaria que le sirva. Esto no es anómalo, históricamente la reacción en España ha visto aunar en su seno desde carlistas a falangistas precisamente como se vio en el decreto de unificación de 1937 donde certificaba la unión de la reacción bajo dirección de Franco. Lo importante aquí es ver cómo de los miembros de VOX tienen de referentes o vienen de militancias fascistas, lo que echa abajo precisamente todas las teorías de aquellos «progres» que califican a VOX como un proyecto de «extrema derecha pero sin elementos ni pretensiones de tipo fascista», incluso calificándolos como algunos hacen de un «partido constitucionalista» más. Porque lo cierto es que con esto queda claro que hay elementos y principios ideológicos fascistas muy marcados que constituyen un peligro.

La última extravagancia de estos «no fascistas», ha sido pedir renombrar a un colegio público como Francisco Franco:

«En respuesta a estas críticas, el candidato suplente de Vox, Oscar García, expresó toda una declaración de intenciones para evitar más confusiones con el nombre en el futuro. De este modo, espetó: «Lo primero que habrá que hacer entonces es proponer el cambio del nombre del colegio por Colegio Público Francisco Franco y así no se le olvida a nadie», en clara alusión a la figura del dictador». (El Diario.es; Un candidato de Vox quiere renombrar como 'Francisco Franco' el único colegio de su municipio)

En otra ocasión uno de los diputados de Vox por Málaga, que negaba que el franquismo fuese una dictadura –aceptando en este caso a la popular acepción de dictadura como: «Régimen político que, por la fuerza o violencia, concentra todo el poder en una persona o en un grupo u organización y reprime los derechos humanos y las libertades individuales» que da la RAE–:

«Entrevistador: La pregunta es muy sencilla: ¿cree que el franquismo es una dictadura sí o no?

Eugenio Moltó: Yo creo que no». (Canal Sur; Entrevista a Eugenio Moltó, 27 de noviembre de 2018)

Debe de ser que olvidó las declaraciones del propio Franco:

«Un estado totalitario armonizará en España el funcionamiento de todas las capacidades y energías del país, en el que, dentro de la Unidad Nacional, el trabajo, estimado como el más ineludible de los deberes, será el único exponente de la voluntad popular. Y merced a él, podrá manifestarse el auténtico sentir del pueblo español a través de aquellos órganos naturales que, como la familia, el municipio, la asociación y la corporación, harán cristalizar en realidades nuestro ideal supremo». (Francisco Franco Bahamonde; Discurso, 1 de abril de 1939)

A todo esto añadía sobre el debate sobre si retirar o no los restos de Franco del Valle de los Cáidos, monumento recordemos, descrito por Franco en 1940 para honrar «nuestra gloriosa cruzada», y construido gracias a la mano de obra esclava de los 20.000 presos antifascistas –falleciendo unos que causó además varios miles de muertos–:

«Entrevistador: ¿Qué haría usted con el cadáver de Franco?

Eugenio Moltó: Dejarlo donde está». (Canal Sur; Entrevista a Eugenio Moltó, 27 de noviembre de 2018)

Esta visto que con Vox y su impulso, los viejos fascistas se han envalentonado, se atreven a hacer estas declaraciones filofascistas tan plácidamente. Se puede decir que Vox se ha saltado el tema tabú entre la mayoría de la derecha: reconocer la herencia franquista en su ideario.


A todo esto, no podemos dejar de recordar que Vox es el proyecto político propio de su líder Santiago Abascal tras sus sendos fracasos electorales en el PP de Euskadi:

«Santiago Abascal. Hijo del histórico de Alianza Popular Santiago Abascal Escuza, se afilió al PP cuando cumplió los 18 años y comenzó su trayectoria como concejal en Llodio (Álava), donde estuvo dos legislaturas (1999-2007). Entre 2003 y 2004, Abascal fue procurador de las Juntas Generales de Álava y entre 2005 y 2009, diputado del Parlamento Vasco.

Esperanza Aguirre lo eligió en 2010 para dirigir la Agencia de Protección de Datos de la Comunidad, un cargo que ocupó hasta diciembre de 2012 con una remuneración de 276.525 euros. Tras el cierre de la empresa pública para «ahorrar gastos», fue recolocado en la Fundación para el Mecenazgo y Patrocinio Social, una fundación que no tenía actividad y solo contaba con dos empleados, él mismo y un ayudante. Por los ocho meses que ocupó ese puesto hasta que la fundación fue extinguida ingresó alrededor de 55.000 euros brutos.

«En noviembre de 2013 abandonó el partido tras acusar a Rajoy de «traicionar los principios» del PP y censurar su política antiterrorista. Meses después, en enero de 2014, reapareció acompañado de José Antonio Ortega Lara para presentar Vox. Puedes leer su perfil completo aquí». (El diario.es; Quiénes son los 24 diputados de Vox en el Congreso, 28 de abril de 2019)

Esto de nuevo los nexos que ha tenido históricamente el PP con los viejos y nuevos franquistas.

Abascal en su salida del PP de hecho le han seguido otros elementos de su confianza:

«Ignacio Gil Lázaro. Licenciado en Derecho. Tras 33 años como diputado en el Congreso primero con Alianza Popular y después con el PP abandonó la formación conservadora en mayo del 2018. Al marcharse aseguró que tomaba esta decisión por la «deriva» de la formación que presidía Mariano Rajoy. Aunque se justificó con estas declaraciones, en realidad su situación dentro del partido no era fácil porque había perdidos apoyos internos tras la caída en desgracia de Rita Barberá. Tanto en las elecciones de 2015 como en las de 2016 la dirección de los populares valencianos lo dejó fuera de los puestos de salida». (El diario.es; Quiénes son los 24 diputados de Vox en el Congreso, 28 de abril de 2019)

Este partido, con estos elementos, acaba de recibir 2,6 millones por sus resultados electorales, lo que le asegura aumentar la popularización de su demagógico discurso.

«El partido ultraderechista pasará de no obtener ingreso alguno por estos conceptos –no tenían representación parlamentaria– a recibir 2,6 millones de euros por sus gastos electorales y 68.088 euros al mes del Congreso de los Diputados, retribuciones de sus parlamentarios aparte, como en el resto de los casos.

Por conceptos, son 508.023 euros por los 24 escaños; 2,1 millones de euros por los 2,6 millones de votos; 39.491 al mes por los diputados y 28.597 euros mensuales por el grupo parlamentario». (El diario.es; Vox recibe 2,6 millones de subvenciones electorales y el PP pierde más de 5: el 28A cambia la economía de los partidos, 1 de mayo de 2019)

Abascal y sus seguidores, exactamente como su antiguo partido el PP, se han definido como «liberal», en otras ocasiones como «conservadores» o cuando son acusados de «extrema derecha» responden con cinismo que son de «extrema necesidad» para eludir el debate sobre su ideología, lo cual no indica que temen decir lo que son abiertamente.

Ciertamente en este corto periodo de tiempo, hemos podido comprobar en Vox varias declaraciones que, aunque tímidas, con disfraces y matices, apuntan en sus conclusiones a un discurso fascista mal disimulado».

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fO71

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal