lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fT3a

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

25/07/2020 :: Euskal Herria, Nacionales E.Herria

[Fotos y Video] U25. Manifestazio nazionala. Batasuna Borrokan: “Ez, Ez, Ez…Ez dira pasako!»

x Ecuador Etxea
La lucha popular antifascista es responsabilidad de todos y todas. ¡No pasarán!

AMNISTÍA: La Amnistía es mucho más que la simple puesta en libertad de los presos y presas políticos que han sufrido y sufren la represión fascista de los estados controlados por la burguesía y sus capas monopolistas. Entendemos la Amnistía como la lucha en favor de medidas efectivas que sirvan para implementar las reivindicaciones que defendieron esos presos y presas políticos, y la unimos a la supresión de las diferentes formas de opresión generadas por el capitalismo. Además, en el caso de Euskal Herria, la Amnistía es una reivindicación histórica que ha estado presente desde 1936 hasta hoy y ha adoptado especial protagonismo en las luchas emprendidas por la clase obrera y otras clases populares. La Amnistía formó parte del programa del Frente Popular en febrero de 1936 y sacó a la calle a miles de obreros y luchadores tras haber recibido los votos de otros cientos de miles. La Amnistía fue una de las principales reivindicaciones populares de los últimos años del franquismo y entre otros factores, fue gracias a la lucha pro Amnistía como nuestro pueblo comprendió que la llamada Reforma constitucional no fue más que una operación destinada a encubrir el fascismo. Las cárceles volvieron a llenarse de un día para otro ya que, pese a denominarla Amnistía, aquella operación no fue más que un auto indulto que se otorgó a sí mismo el fascismo español. Los represaliados y represaliadas generados con la actuación consecuente con la lucha pro Amnistía y las reivindicaciones populares y la solidaridad consciente con ellos y ellas ha sido una de las principales razones que han mantenido viva la llama de la lucha en las calles de Euskal Herria, siendo la llave que ha obligado una y otra vez a mostrar su verdadera cara al estado. La Amnistía tiene que continuar siendo, desde una perspectiva revolucionaria y combativa, una de las reivindicaciones que el pueblo trabajador y sus sectores más conscientes tienen que seguir defendiendo por medio de la lucha.

 AUTODETERMINACIÓN: A nuestro pueblo se le siguen negando sus derechos nacionales, el principio de territorialidad y el derecho a decidir en libertad su propia organización política. Euskal Herria sufre una partición y la opresión nacional que ejercen dos estados burgueses, el francés y el español, con el objetivo de eternizar las fronteras geográficas de sus mercados y sistema de explotación. Queremos implementar el derecho de Autodeterminación con el empuje de la lucha popular, uniendo la liberación nacional que como vascos y vascas deseamos con la necesidad de derrocar al capitalismo de forma definitiva. Aprendiendo, utilizando y reivindicando nuestra lengua nacional, el euskera. Poniendo en valor y defendiendo las expresiones de nuestra identidad y cultura populares. Queremos decidir en libertad nuestro futuro político pero no como lo defiende la posición burguesa. Nuestra clase, la clase obrera, hace suya la lucha contra la opresión nacional y además de unirla a la lucha por sus intereses, la dota de contenidos progresistas.

 CLASE OBRERA: La clase obrera es para nosotros y nosotras la posición política, económica, social y cultural que defendemos en la Lucha de Clases. Somos parte de la clase obrera, nos situamos en ella, conocemos lo que le toca sufrir y lo padecemos ya que nuestra visión del mundo parte del proletariado, de la clase obrera. La clase obrera es la fuerza histórica que está llamada a ser la enterradora del capitalismo. La imprescindible base explotada que sostiene el capitalismo, la conductora del trabajo que garantiza la supervivencia de la Humanidad, la fuerza histórica que crea un interminable volumen de riqueza. Salvando particularidades que puedan darse en cada país, la clase obrera es la única patria que carece de fronteras y es internacional. La clase obrera es la clase social que por encima del origen mira al futuro, y se caracteriza por los valores de igualdad y solidaridad que demuestra en todos los duros combates que emprende. La clase obrera es el motor revolucionario que a la hora de construir una nueva sociedad no necesita de la burguesía y todos sus mercenarios asalariados. La clase obrera necesita la independencia de clase para poder defender firme y correctamente sus objetivos e intereses y superar los engaños e influencias ideológicas de la burguesía. La clase obrera es nuestra base y nuestra meta y así es como respondemos al llamamiento de unidad de los trabajadores y trabajadoras de todos los países, promoviendo la formación y organización de una clase que viva sintiendo profundamente cualquier injusticia cometida contra cualquier ser humano en cualquier parte del mundo.

ANTIFASCISMO: El fascismo es una forma concreta de dominación que ejercen de forma violenta las capas más reaccionarias de la burguesía. El fascismo se nos presenta de diversas formas y con características comunes y una de ellas es la falsificación del parlamentarismo. Somos antifascistas porque queremos luchar contra el capitalismo y luchamos contra el capitalismo porque somos antifascistas. Denunciamos el carácter oportunista de cualquier lectura interesada que se denomine antifascista sin partir de esa base. Recordamos, y hacemos nuestros, a todas las organizaciones, obreros y obreras, partisanos, maquis, activistas, guerrilleras y luchadores que han formado parte de esta lucha internacional y en momentos históricos diferentes han hecho frente con todos los medios a su alcance a las diversas formas en las que se ha manifestado el fascismo. En el caso del estado español que nos oprime y explota, traemos al recuerdo la Resistencia antifascista de 1936 y 1939, y especialmente, el ejemplo dado por militantes, milicianas y gudaris antifascistas más consecuentes. Desde que los fascistas ganasen la guerra en 1939, el fascismo ha sido la carta de presentación del estado español. El fascismo está asentado, por citar algunos, en el origen y contenidos de la Constitución, en la actividad explotadora e imperialista de las elites monopolistas, en todos los estamentos de la judicatura, las fuerzas represivas y la Iglesia. Tampoco podemos pasar por alto el carácter del Gobierno pro-nazi de Vichy, todavía vivo en el estado francés tras una falsa depuración. El colonialismo y el acoso imperialista, la brutalidad policial y el desprecio hacia la libertad de los pueblos, siguen siendo las señas de identidad del estado francés. El fascismo no es, como simplifican los reformistas, un asqueroso discurso de un partido político concreto que vencer por medio de las elecciones burguesas. El fascismo es una forma de dominación que pone en vigor la burguesía, es peligroso, provoca guerras y sirve para multiplicar la explotación de la clase obrera. Esta vez, más que los judíos y las conspiraciones masónicas, usan el Covid-19 como excusa para perpetuar el fascismo. La lucha popular antifascista es responsabilidad de todos y todas. ¡No pasarán!

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/fT3a

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal