lahaine.org

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bP7N

convertir a:
Convertir a ePub  ePub        Convertir a pdf  pdf

  tamaño texto

  enviar          imprimir


traductor

20/11/2008 :: EE.UU.

Consecuencias de la crisis: 10 millones de desocupados en EE.UU.

x Celeste Murillo
En lo que va de 2008 se destruyeron 1.200.000 puestos de trabajo, más de la mitad desaparecieron en agosto, septiembre y octubre

La cifra que ensombreció el panorama económico estos últimos días fue la del 6.5% de desocupación en Estados Unidos. Todos los analistas ya auguran un rápido aumento que podría llegar al 7% este año, y cerca del 9% en 2009. El desempleo y la caída del consumo se suman a los datos que muestran la entrada definitiva de la economía estadounidense en un ciclo recesivo.

Los datos que causaron más escozor fueron la destrucción de puestos de trabajo de octubre (240.000) y la revisión del Departamento de Empleo de los puestos de trabajo destruidos en septiembre. Ese organismo había previsto la eliminación de 159.000 empleos pero a fin de ese mes la suma resultó en 284.000 (casi el doble).

En lo que va de 2008 se destruyeron 1.200.000 puestos de trabajo, más de la mitad desaparecieron en agosto, septiembre y octubre. Las ramas más afectadas fueron la industria (90.000 empleos perdidos en octubre, en franco retroceso durante los últimos meses) y la construcción (49.000 empleos perdidos), que había sido una de las grandes fuentes de trabajo en los últimos años (relacionado con la burbuja inmobiliaria).

En tan sólo dos años en el sector de la construcción se perdieron 663.000 empleos (ver Los trabajos que se perdieron...). Esto, sin tener en cuenta que en este sector un porcentaje del empleo es ilegal, donde los inmigrantes (un parte importante de indocumentados) no suelen contarse en las estadísticas por la informalidad de las condiciones de trabajo.

Menos trabajo y menos derechos

En estos momentos, la porción de los adultos que está trabajando está en su nivel más bajo de los últimos 15 años: 61.8%. Entre los adultos, la tasa de empleo masculina es la más baja desde que el Departamento de Empleo comenzó sus registros en 1948 (con la excepción de 2 meses durante el año 1983).

La cantidad de personas desempleadas trepó a un total 10.100.000, la más importante desde 1983. Entre ellos, los sectores con mayor desocupación son las comunidades latina (el 8.8% está desempleado) y afroamericana (11.1%), mientras la desocupación entre trabajadores blancos es del 5.9%. Cabe señalar también que las mujeres y los jóvenes de todos los grupos sufren tasas mayores de desocupación. De los desempleados, sólo el 32% accede al seguro de desempleo. Muchos de los nuevos desocupados no cumplen con los requisitos para gozar de ese derecho: quedan afuera los part-time y aquellos que no trabajaron el período mínimo (que varía según el estado). En la recesión de 2001, el 45% de los desocupados accedía al seguro. En la década de 1950, el nivel era mayor al 50%.

Considerando el subempleo, la tasa de personas con problemas laborales aumentó al 11.8% (el año pasado era del 8.4%). Esta categoría incluye a los part-time -no encuentran trabajo de tiempo completo o les recortaron las horas en su trabajo- (6.700.000) y a quienes ya no buscan trabajo (se calcula en la última encuesta: 484.000). También entrarían en este grupo 1.600.000 personas que quieren trabajar pero durante las cuatro semanas anteriores al censo no salieron a buscar empleo.

Otro dato que empeora el ya amargo panorama es que el 22% de los desocupados (2.300.000 o 1 de cada 5 desocupados) no consigue trabajo hace 6 meses o más; este nivel no se había alcanzando nunca en los últimos 25 años. Se estima que a 800.000 personas ya se les acaba el seguro de desempleo, y en noviembre y diciembre podrían sumarse 350.000 más (National Employment Law Project). El mismo centro calcula que la mitad de las hipotecas que tuvieron retrasos o notificación de ejecución es porque los propietarios han perdido su trabajo o su fuente de ingreso.

El sector automotriz, que sirve como termómetro del estado de salud de la economía norteamericana, sigue dando muestras de la entrada en la recesión. La semana pasada habían anunciado la caída de sus ventas (Chrysler 35%, Ford 30% y General Motors 45%). Aunque el Congreso votó el paquete de ayuda de 25.000 millones de dólares para “Las Tres Grandes” automotrices, éstas dijeron que no es suficiente y anunciaron despidos, suspensiones y recortes. Las acciones de General Motors bajaron hasta 3,36 dólares, la cotización más baja desde 1946.

Las tres automotrices anunciaron recortes y despidos para fines de 2008 y comienzos de 2009 (ver Siguen los despidos): General Motors dijo que recortará el 30% de su fuerza laboral, Ford también anunció el recorte del 15% del personal este año, más un 10% adicional en febrero (bloomberg.com).

Desigualdad

En los últimos 30 años la brecha entre ricos y pobres ha crecido enormemente. Muestra de ello es la diferencia abismal entre lo que cobra un CEO (gerencia general) y un trabajador promedio. Si en la década de 1970 un CEO cobraba 27 veces el salario promedio de un trabajador, esa diferencia trepó en 2007 a 275 veces.

La explosión de la burbuja inmobiliaria dejó al desnudo cómo el aumento sideral del endeudamiento de las familias trabajadoras fue lo que alimentó el consumo de la última década, mientras los salarios reales se mantuvieron virtualmente estancados. Esta situación encuentra hoy a muchos sectores empobrecidos frente a deudas impagables (hipotecarias y de tarjetas de crédito).

Los despidos son cada vez más, de mayor cantidad de personas y más seguidos. Las empresas están favorecidas además por la flexibilidad de los contratos, ya que el sector de la clase obrera que está sindicalizado (9% en el sector privado) y puede negociar colectivamente mejores condiciones laborales es minoritario (aunque la burocracia sindical, claro está, no es garantía alguna). En este marco, la burocracia sindical de la AFL-CIO (central sindical mayoritaria; existe otra fracción llamada Change to Win que agrupa a varios sindicatos sin grandes diferencias en los temas centrales) ha sido una gran colaboradora en la liquidación de conquistas y derechos de la clase obrera, dividiendo y debilitando sus filas.



Los trabajos que se perdieron en octubre:

- Industria: 90.000 (los sectores más castigados fueron fabricación de piezas metálicas: 11.000, muebles y otros: 10.000 y autopartes: 9.000).

- Construcción: 49.000. Desde el pico de la industria de la construcción (septiembre de 2006) se perdieron 663.000 puestos de trabajo.

- Servicios: 51.000.

- Comercio: 38.000 (los sectores que más perdieron: concesionarias de autos: 20.000, tiendas de departamento: 18.000).

- Finanzas: 24.000. Desde el pico que vivió en diciembre de 2006 perdió en total 200.000 empleos.

Siguen los despidos

En octubre:

- Pepsico 3.300

- Goldman Sachs 3.260

- Xerox 3.000

- Time 3.000

Ya anunciaron despidos

- General Motors 5.000

- Ford 2.200

- Chrysler 18.500

- American Express 7.000

- Circuit City 7.300

Fuentes: Bureau of Labor Statistics, Labornotes, Bloomberg, The wonk room.

ia Internacional

compartir

                          

Dirección corta: https://lahaine.org/bP7N

 

Contactar con La Haine

Envíanos tus convocatorias y actividades!

 

La Haine - Proyecto de desobediencia informativa, acción directa y revolución social

::  [ Acerca de La Haine ]    [ Nota legal ]    Creative Commons License    [ Clave pública PGP ] ::

Principal